ENFP - Debilidades

Debilidades

Las personas ENFP a menudo se describen como espíritus libres. Es posible que se concentren en el panorama general y se olviden de los detalles en el camino. Los  ENFP pueden tener dificultades para realizar proyectos.

Como que dependen tanto de su intuición, los  ENFP deben tener cuidado de no leer demasiado todo. Esto puede hacer que los  ENFP malinterpreten las emociones de un amigo y dramaticen demasiado las cosas. Otros pueden llegar a ver los  ENFP como demasiado sensibles o dramáticos. Para evitar esto, los  ENFP deben recordarse a sí mismos que a veces la respuesta más directa es la mejor, la intuición no siempre es necesaria.

Además, los  ENFP pueden ser propensos a sumergirse en actividades que involucren a otras personas debido a su naturaleza social. Debido a esto, los  ENFP deben tener cuidado de no tomar decisiones y definir sus prioridades basándose únicamente en lo que los demás desean; esto puede resultar en descuidar sus propias necesidades y perder el sentido de propósito. Es crítico que los  ENFP no sacrifiquen su propio bienestar y aspiraciones para ayudar a otros.

Debido a que complacen a las personas, los  ENFP a menudo buscan las opiniones de los demás, pero pueden tener dificultades para aceptar las críticas. Pueden volverse dependientes de la aprobación de otros para validar su autoestima.

ISTP Debilidades

Las personas ENFP a menudo se describen como espíritus libres. Es posible que se concentren en el panorama general y se olviden de los detalles en el camino. Los  ENFP pueden tener dificultades para realizar proyectos.

Como que dependen tanto de su intuición, los  ENFP deben tener cuidado de no leer demasiado todo. Esto puede hacer que los  ENFP malinterpreten las emociones de un amigo y dramaticen demasiado las cosas. Otros pueden llegar a ver los  ENFP como demasiado sensibles o dramáticos. Para evitar esto, los  ENFP deben recordarse a sí mismos que a veces la respuesta más directa es la mejor, la intuición no siempre es necesaria.

Además, los  ENFP pueden ser propensos a sumergirse en actividades que involucren a otras personas debido a su naturaleza social. Debido a esto, los  ENFP deben tener cuidado de no tomar decisiones y definir sus prioridades basándose únicamente en lo que los demás desean; esto puede resultar en descuidar sus propias necesidades y perder el sentido de propósito. Es crítico que los  ENFP no sacrifiquen su propio bienestar y aspiraciones para ayudar a otros.

Debido a que complacen a las personas, los  ENFP a menudo buscan las opiniones de los demás, pero pueden tener dificultades para aceptar las críticas. Pueden volverse dependientes de la aprobación de otros para validar su autoestima.